Saltar al contenido

Equinoccio de Otoño en la Sociedad Actual

    Llega el Equinoccio de Otoño un momento de equilibro entre la luz y la oscuridad y con el llegan a notros diferentes preguntas.

    ¿Como encontrar ese equilibrio en esta sociedad moderna y urbana en la que vivimos?

    Vivimos en una sociedad centrada en el consumo, en la velocidad, el ruido.

    Las luces de nuestras casas, de las calles, permanecen encendidas toda la noche, comercios que abren hasta altas horas de la noche o incluso veinticuatro horas del día.

    ¿ Como podemos conectarnos con este momento del año de tranquilidad, descanso e introspección, cuando todo a nuestro alrededor nos indica lo contrario?

    Dentro de poco, nos inundaran las luces y los mensajes de las próximas fiestas navideñas, pues cada año que pasa, los centros comerciales, los anuncio de la televisión, radios y periódicos, comienzan antes el marketing de ventas para esas fechas.

    ¿ Como conjugar nuestras practicas y creencias con todo este entorno hostil?

    Creo que solo nos queda, salir al monte y llenarnos de esa sensación incorporarla en nuestro ser, para poder utilizarla cada vez que lo necesitemos.

    Es curioso que en este momento del año, en el que la naturaleza nos indica que es el momento de los finales, la sociedad nos muestra lo contrario, comienzan las clases, las personas vuelven al trabajo, la actividad en esta época del año es frenética y me pregunto ¿ Por que este es el momento mas activo del año?

    Y me respondo a mi misma, no sera por que quizás el ser humano, nuestra sociedad, crea todo este movimiento en respuesta al miedo a la oscuridad, al silencio, a la quietud.

    ¿Por que esta reacción de desequilibrio entre lo que la naturaleza nos muestra y lo que nosotros hacemos?

    Quizás la sociedad actual tiene miedo, de las emociones negativas, que puedan surgir de mirar hacia dentro en quietud, y por ello se crea toda esta actividad, si te mueves, si no paras, no piensas.

    Si te mantienes ocupado, no te sentirás incomodo, descontento,ni débil.

    ¿Entonces, como podemos ahora en esta época del año nosotros los paganos hacer ese ejercicio de introspección, de recogimiento, como recoger nuestras propias cosechas?

    A mi me gusta estar en la cocina, aunque ya no recoja frutos de ninguna huerta,ir a la frutería, comprar fruta madura y hacer algunas conservas, comprar hilos de colores y tejer algunas tardes, o aprovechar para pasar a limpio, rituales en mi grimorio, me gusta hacer ese tipo de cosas que necesitan su tiempo, que se hacen con calma como si el tiempo se detuviera, como si fuera del hogar no existiera el ajetreo de los coches, de las carreras por llegar a tiempo al trabajo, o de volver de el pronto a casa.

    En este momento del año analizo mi trabajo y mi vida, y me pregunto ¿estoy contenta con mi propia maduración? ¿ Estoy contenta con lo que he cosechado en mi vida después de este año de trabajo? ¿ He crecido? ¿ Que cosas necesito trabajar este próximo invierno para no repetir otra vez mis errores?

    Cuanto mas me centro en lo que debería ser esta época del año, mas veo a la sociedad actual alejarse de los ritmos naturales de la vida y me pregunto, ¿Podremos con el tiempo, la comunidad pagana devolver a la sociedad actual la reconexión con nuestro entorno natural.?

    Y la respuesta no me suena muy alentadora, pues no se la respuesta.

    Pero si creo que tenemos el deber de intentarlo, de concienciar a nuestros entornos, en la medida de nuestras posibilidades, hacerles todas estas preguntas a nuestros amigos, familiares, compañeros y decirles que hay que parar y escuchar las sensaciones y energías que nos rodean.

    Nos queda una gran tarea por hacer y quizás mis cansados ojos ya no lleguen ver estos cambios en la sociedad, pero no por ello dejare de intentarlo ¿ Y tu ?

    Os deseo desde estas lineas que vuestra cosecha sea fructífera, suficiente y os llene de calor durante las épocas oscuras del año que pronto vendrán.

    Susana Mahiques Castro